4 feb. 2016

PERFILES CONGRUENTES




Te amo





Te amo
Y mi amor es como el sonar  de una melodía 
De la que no me puedo desprender
Porque viene y me hace abrazar mis emociones
Para olvidarme  de cualquier mundo material
Al que puedo negar, sin que otros  puedan comprender

Te amo
Como es el silencio a la paz, la sabiduría a la soledad
Más  allá  de cualquier frontera que nos  tortura
Que podemos cruzar porque el corazón suspira
Porque nuestros pies están dispuestos a caminar
Y nuestros brazos ausentes no quieren estarlos más

Te amo porque también he mirado la luna
Cuando tú la mirabas desde la otra frontera
Y se hacía luz tu mirada, y mis  ojos te buscaban
Para confundirse en tu pupila

Te  amo  porque hay magia en nuestra conversación
Porque brilla tu corazón con mi voz
Y el tiempo se va,   … dejándonos nuestra libertad

LEJANO AMOR  Y AJENO





Las horas fueron llevándose  tus pesares
Cargada de amor depositaste el martirio en soledad
Más los escombros de lo sufrido que te envuelve, se airó
Para ir a otros brazos  a encontrar su consuelo

Ajeno es tu amor,  ajeno y delirioso, con agudo dolor
Que vivir provoca
Es imperfecto cuando  habitas en el lecho de lo ausente
No suspira tu corazón  que se va volando  a encontrar
Las sagradas gotas del roció,  para escuchar el sonido de mi voz

El corazón llora  su distancia
Y tu otra alma  llama,  para atravesar tu sueño
Del infinito letargo  de su oscuro universo
Los días se consumieron en el lecho gris de las penas
Y las noches mismas se ataviaron al dolor de lo vivido
Se iba la vida



NOCHES TRISTES





Mis noches están tristes sin ti
Porque no puedo tocar tus manos
Tristes están mis noches sin ti, porque no hay estrellas
Que me dejen susurrar tus labios

Me condena tu ausencia
En algún lugar el mundo nos atrapó
Más allá de las cadenas donde el amor suspira

He mirado a los cuatro lados
Sin poder hallar el cardinal de mi luz
Y las cajas de las circunstancias
Se han llevado tu voz donde muere la azul frontera
…Donde llora el amor
Donde las noches se hacen negras
Y el palpitante pesar de esta pena
Se va tragando el hondo martirio

Las noches son tristes sin ti…
Y no sonríen mis ojos, porque la noche  
Se va bebiendo el último suspiro
De tu forma callada y dulce en que me miras
En las ondas estrepitosas
…De la negra oscuridad

Las noches son tristes…sin ti



AUSENCIA









Desde que te conocí eres un interminable sueño
En donde tus pasos van dando rondas
como en un sensible baile
Y en donde mis manos te tocan

Eres algo así   …como una espiral
En donde voy orbitando
Esperando que tus brazos me detengan
En  el punto donde mi sueño se apaga
Para volver a  empezar

Desde aquel día  que te conocí
Mis sueños profundos son  y Te veo venir
Para adueñarte de mí aliento de bergamota
Y dejarme tu aroma de lavanda, oscilante entre mis labios
Sin poder alcanzar tu boca

En dónde yacerán tus besos?   Que niega mi sueño
Que errante voy  en busca de los campos de violeta
Hasta donde se pone el sol, apagando mi luz
Cuando la tristeza me abraza, esperando conmigo
Tu deseado amor.

…Tu recuerdo,  que habita  en mi memoria
Emerge junto al dócil silencio de un murmullo
Para escanciar los versos que yo te escribo
Al compás de mi voz, que te canta a toda tarde
En el lugar donde las aves vienen a preparar sus nidos

No cambiaran las nubes en su color
Pero el cielo me dirá
Si el aire que respiro es perecedero
No obstante, te amarán mis ojos al horizonte
Para divisarte junto al sonido que viene
De la melodía de los montes

No oscurecerán más,  las noches de otoño
Que suficiente van matando la ausencia de luna
Ni mi paz será más aflicción
Que rondaba la noche en su lúgubre estanco
Tus ojos clavados están en mis pupilas
Y muy cerca a tus oídos mi susurro

Tus labios acaramelados, se oirán desde lejos
Llevándote mis besos de cada sueño 
Mi quebranto acariciado por el aroma de tus poros
Dejándome tus ojos de lucero y tu lluviosa sonrisa
Más, todo cuanto hay en ti,  es mi sentimiento




Cuando te sueño 




Que hay de mal  en un sueño
Que decir te quiero  y llegar amarte
Haciendo mía tu sangre, mirarte con todo mi cuerpo

Que  hago mal  si te sueño,  si no lo decido
Solo apareces, me hablas desde la realidad
Y me dices que me amarás por siempre

Un sueño es un sueño que al verte    ...despierto!
Salir de mi cuerpo, verme en tus ojos como un manantial
Por eso temo despertar,   porque despierto me estoy muriendo

Déjame soñar que en tu realidad solo soy un pasajero fugaz
Un invitado más, una etiqueta de tus recuerdos
Y en mis sueños no hay tristeza,  solo entrega  y felicidad

Veo el sol en mis sueños  y en tus ojos  su reflejo
Se detiene el universo porque  es un día  que voy amarte

Con los sonidos de mis besos  y mi corazón de cristal


Quiero serlo todo para ti





Quiero  ser de ti,   más la pieza  de baile 
Deslizándose  contigo  sin fin
Serlo  todo  para  ti,  la  única  mirada entretenida
En el Zaguán  de  una  noche  azul
La tristeza de  abril que  nos  devuelve  al corazón
Y la sonrisa  de niña que  admira  su más preciado tesón

Quiero  ser  el  beso,  en el verde color de los campos
Donde  un pájaro va  a darle  a  su  otro yo
Ser la raíz del fruto  apetecible en  su mejor  color
El fruto mismo que desea saborear la ansiosa boca

Quiero ser tu manantial, tu cielo,  tu mejor  canción y tu recuerdo
El celo  antojadizo de cualquier mujer
El  temor  a perder y  tu conquista
El momento  de media  noche donde reposa  tu cabeza
Quiero serlo todo para ti, Todo  sin fin
La melodía  del universo, tu estrella  y el sol en sintonía

Quiero ser  la mirada  que busca a través  de la  ventana  tu  llegada
Quiero  ser  tu agua, tu respiro,  la  sensación de lo advertido
Tu  llanto,  tu risa,  el  encaje  de  tu vestido y  tú liberado cuello
De  todo  ello el deseo, tu salivar  y  tu recodo



BAJO EL CENIT DE SU ROSTRO




El muérdago concupiscente me descubrió desnudo
Que no pude frenar mi pureza albigense
Y hasta la espuma del hondo delirio, se fue a morir
En el cenit de su ardoroso rostro

Secundan sus aceitosas corrientes
Que jugosas se oponen a este cubil  flagelado
Abundante  humedad de dos  vientres en finos lirios
Que hacen llorar  hasta los poros

He bebido de su boca renana,   ...para nutrir
La sin piedad  de mis glándulas orquestadas
He  ahí vacié mi infrenoso pensamiento ondular
Para  degollar  el delirioso frenesí de sus encantos

Como un manantial  fue su momento extasiado
Que alcanzó hasta su último susurro
Para romperse con el grito desesperado
De su honesto amor


SOMOS EL CANTO DEL GUIJARRO





Los guijarros cantan y traslucen su episodio
Junto al caramillo de los montes
Que calla la noche en su ronda oscura
El río deja de fluir sus aguas para atrapar su canto
Y los pájaros despiertan para guardarse el baile de mañana

Dulce es la voz del guijarro que canta
Que lleva tu rostro y mi rostro al hondón de la estepa
Que nos quiere a solas en la casa de los lirios, muy lejos
De los potros que vienen a tronchar la mirada del asfódelo

Las hojas de los árboles no se mueven, nada se mueve
Y  aun el viento está callado para llevarse el canto del guijarro
Con el soneto de mi gruesa voz y tu murmullo agudo
Somos dos cuerpos que humedecen en el fragor del quieto rio

No estarán aquí los jinetes de la muerte, que se comen
Las almas amorosas y matan el aroma de las flores
No serán más los besos robados y nada estará prohibido
Hoy seremos juntos la cena ardiente de nuestros labios

Hoy seremos dos brasas, dos cuerpos, todo será nuestro
Seremos la quietud del silencio, la melodía del canto
Dos rostros alumbrados por el rostro de la luna
Que nos mira desde el reflejado rio,   ...Somos el verso!
...Somos el canto del guijarro 


HASTA LA ROJIZA ALBORADA





Una y otra vez fueron tus pliegues perfumados
Que en tu lecho de guirnaldas, recorrimos juntos
El otoño  y el invierno   
Cuando los rezumantes cantares de las aves
Venían a retozar tus hondas caricias

Ceñiste tus perfectos retoños claros, que brotaron
Al descubrirte el ajuar de la noche, y agitada, 
Las ondas de tu aliento perfumaron la atmósfera de la habitación
Mientras los cestos vacíos abrían sus bocas para recibir
Los despojos de tus blondas aromadas

Toda tu piel estaba perfumada
Que excitaba mi olfato violento y penetré profundo tu cuerpo
Cuando se encendieron mis médulas vibrantes y espumantes
En el tálamo marmóreo del olifante cedro

Vi llorar tus entrañas en el cenit de nuestras cabezas
Expié tu hondo gemido que salía del alma
Y todo se calmó cuando al apuntalar el día
La estrella de la alborada nos cubrió con la luz de sus ojos

Afuera los vientos estaban encendidos, hambrientos y sedientos
Queriendo penetrar tu cuerpo de almendras, y de pronto
El sonar de sus corrientes calló, a la serenidad del cenit,
Nuestros cuerpos aceitados muertos cayeron en la calma
No escuché más el murmureo de tu voz, hasta la rojiza alborada



MUJER DE PASIONES





Oh!  Mujer,  de pasmosas curvas
De tersos muslos y colorido ajuar
Llevas un dorso celestial y ávido soy
De tus dos oteros fosforantes 

Divina semejanza de diosa Venus
Que labraré mil años la tierra
Para que el pasto y las flores den perfume a tus pies
No te alejes mujer de exquisito perfume

Cuerpo aceitado de libadoso placer
De torrentes sanguíneos y sinuoso escollar 
Sin prejuicio, sin moralada, Labriego soy
De tu alma mortal

Mujer de fiera extensión, que respiro más cuando toco tu piel 
Tengo el cuerpo huracanado 
Semejante  animosidad  que aviva las llamas
Semejante emoción para morir  en  tus pies



                                                            DOS CUERPOS





Hoy vienen a mí tus huestes placenteras
Que atacan con aplomo mi rebaño
Mi cielo azul, mi agua fresca
Que a mi sueño dorado levanta

Mujer de los olfatos profundos, de abrazos troncados
No habrá cena en este día que reemplace tus senos blancos
Hasta el hartazgo de mi frágil cuerpo
Que duerme al morir mi sangre

Fruta de almidón que acaricia mi sueño
Y revive el aliento de mi lecho todo fuego
Y el pesebre de asiento perfumado  en dos cuerpos
Todo es,  existencial y coherente, irracional y perfecto 


TODO VOLVERA A SER COMO SIEMPRE




Bajo la sombra de un árbol me senté
A contemplar el amor de dos pájaros
Desde mis dos extremos se miraban,   ...Iban y venían!
...Al juntarse, bailaron para el deleite de mis ojos
En un sincero romance 

Muy pronto las aves alzaron su vuelo,
Marcharon al acontecer del crepúsculo
Donde cantan las voces celestes, y en donde el amor
Tan natural se funde para ser trascendente

Nada se ha detenido, nada muere en esencia
Todo seguirá su curso hasta completar su ciclo
Y nuestro amor no es diferente al amor de los pájaros
Ni al amor del sol, que se funde en la boca inmensa del océano

Los cielos se han extendido, y los cabellos del sol
Alfombran el mar que dan color a mis pies
Todo el esplendor se expande y mis ojos resplandecen
Con el vigor de mi espíritu, ahí donde reposa el cuerpo muerto

Mañana lo veré nacer nuevamente, y por siempre
Al caer la tarde su muerte me dará su regazo
Volveré a nacer en otro instante, y seré el labrador
Del amor de toda tarde

En mí, nada se ha ido y todo volverá a nacer al alba,
Todo volverá a ser como siempre


LOS BESOS QUE NOS DIMOS







Brotan en mí los nuevos retoños del muérdago
Que hacen crujir mi deseo de ir a tus brazos
y al que no puedo domar,
Mi ansiado corazón se estremece al caer la tarde, y mis ojos
Estrepitosos vuelan ardorosos a encontrar la calma
En tu lecho mormóreo  

Te vi posar delante del vestíbulo cuando cerraste tus ojos
Y al tocar tus pezones al orco, para deleitarte
De tu vengadora inquietud,   ...aun! 
Permanecías reprimida  en tus poros

Estrepitosa te arrojaste al lecho de ambrosia
Y vi tus ojos vagos deambular
Cuando tu boca gimió, los dos tocados de tu pecho
Miraban el cielo y  todo fue estremecido   
Con la luz brillante del ámbar,   ...hasta romper mi voz!

Derrotado quedé, en el lecho de las almohadas aromadas
Que protegieron mi rostro,   y tu rostro estallado
Que aún tenía el color purpurado de la flor, se desvaneció
Pero tus ojos quedaron Ululando a todos lados
Mientras nuestras bocas se seguían besando

Todo era agitado y ambos nos seguíamos deseando,   ...sin final!
Nos contemplábamos en el orto vertiente del frenesí
Fueron tanto los besos que nos dimos
Como las hojas caidas del otoño,   ...sin capitular!


TODO TIEMPO TUVO SU AMOR PERFECTO






Cuando el sol deje de respirar su hidrógeno
Mi cuerpo llorará su ocaso
Y las odas de mis días dirán
Que todo tiempo tuvo su amor perfecto

Cuando mi cuerpo ya no respire su propio oxigeno
Ciegos serán mis ojos,  y serán mis manos
Que  en los días de otoño escribiré en otros campos
De todo amor que supe,   ....de brasas de fuego!

No hay distancia entre el amor de ayer
Que en toda piel se escribió el verso
No hay distancia en este amor
Que conserva el beso de todo cuerpo

Cuando mi corazón de su último aliento
En los días de aguacero vendrán sus gentes
A cristalizar los recuerdos de amores muertos
El tropel urdirá su boca para decir,   ....cuanto la quiso! 
Y mi corazón dirá,   Aun hoy,  cuanto me voy queriéndola


SEDUCCION Y MARTIRIO





Ella vive aislada en un profundo vacío
Y Extraña es el alma que la habita
Espíritu de mujer, sinuoso misterio
Cuerpo en llamas cuando enciende su presencia 

Es un mundo tenebroso
Que la separa de la línea de la cordura
Es su fiel secreto que exhala de su fuente oculta
Es letal, Surge desde el vacío para encadenar todo mundo

Es su alimento la seducción y el martirio,
Imperecedera rendición  
Advierte suficiente aroma de inocencia
Presta atraparnos con su porte infernal

Nos envuelve altiva con su cuello perfilado
Y sus besos son,  de salvaje locura
Quien se queda morirá, huir mientras se pueda
Ser suficientemente fuerte para vencer


EN EL SILENCIO




Como no he de amar tu callada voz
Si perfecta es la oportunidad para amar tu mirada
Y  hablarnos en silencio, como lo hacen dos enamorados
Es el modo más especial en que nos comunicamos

En el silencio puedo escuchar tu melodía tan clara
Que armoniosa hacen vibrar tu cuerpo sensual
Como el cristal de las aguas que toman su forma tan pura

No hay espacio en mi alma ni en mi mente
Para negar tu música celeste, todo es contemplación
Como dos remansos que bailan eternamente
Tan perfectos En el  silencio

Te dibujo muchas veces en todo momento
El silencio es la morada de tu recuerdo constante
En donde habito contigo fusionados en un solo cuerpo
Es tu voz y mi voz en un destello susurrante


DOS ALMAS, DOS CORAZONES





Veo dos almas que se van
Entrelazados se van llevados por el destino
En el umbral de la penumbra, hacia el crepúsculo hondante
 .....Nada es  tan semejante

No habrá espacio en este tiempo
En donde el amor deje de cantarle al viento
Que todo es abundante 
Que para nuestro amor nada es tan parecido
Y las criaturas aladas repetirán su canto seguidas por el rizeñuelo

Nada hará morir los sentimientos,    ...Más aun!
En las más violentas llamaradas el amor subvive,
Nada lo detiene, todo comienza de nuevo en otro cielo
Al cual le pertenecemos, y el tiempo nos envuelve en su esfera
Para forjar por siempre todo aquello que somos y que hacemos,
El amor constructor de todas las cosas

Solo subsistimos en el amor, y en él nos mantenemos puros
Y  fuera  de  él, el universo no nos reconoce
Somos dos corazones venidos para amarse,  
.... Que más perfecto puede ser?
Si todo se sincroniza a nuestro alrededor

No hay peligro que resquebraje este santo amor
No hay riesgo y nada me atemoriza
Tengo el corazón iluminado de luces que se reflejan de las estrellas
Mientras escucho  una voz que viene del cielo,
que me canta en sonetos, que me enseña
Que solo a través del amor podremos construir cualquier reino

Mis besos serán los sonidos de la partitura
Que escucharás en el silencio
Y mis labios humedecerán tu boca, cada momento
Con la sonrisa de nuestros días
Despertaremos por siempre al alba en el mismo momento
Mirándonos con el juego azaroso de Las aves
Que nos miran a través de la ventana

El mar nos brindará su más esplendoroso color
En su eterno romance  con el sol,  y seremos  bendecidos
Con su más infinito destello, en él nos fusionaremos  
Nos haremos invisibles  para ir siempre en el mismo horizonte

Si somos dos almas que se fusionan
Para ser inmunes al infinito pleamar
Ninguna de estas dos almas morirá 
Ni cederá en su más mínima debilidad

Porque somos dos corazones forjados para el amor
Dos almas auto creadas, que se escudriñan asímismas
Para vivir en el espíritu de toda sustancia


MAS ALLA DE TUS  OJOS  





Orto de tu silueta soy  en el fragor efervescente de tus brazos
Cuerpo de almidón en que no navego desde cuanto,  ...y quien sabe
En donde mi sueño de heraldo emerge como una golondrina
Te comeré la boca de tanto en tanto

Seré en tus senos,  el desdicho gorrión humano
Que deambula al frenesí por ausencia de luna
Enjuagaré mis labios secos en tu fresca espuma
Y cabalgaré los potros silvestres de mis deseos profundos

Marcharemos juntos al oeste al acontecer la aurora
Al crepúsculo del portal de la noche     …al morir la tarde
 más allá de mis ojos y tus ojos hondos


CUANDO NOS HALLEMOS




Insólito, moribundo y perdido vivo con mis ojos nocturnos
Buscándote en el tránsito y bullicio de los andares furtivos
Seremos dos cuando sucedas  y como dos uno
Seremos la noche y las sonrisas  coloridas  

Seremos dos mundos aún por explorar
Seremos dos tocados del universo
Sucediendo en el cabildo de una pena
En las sombras insólitas  donde no llegan los sonidos

No hay lluvia  y  seré la higuera seca
Que no alimentó tu labios, pero tú
Tú  serás el vino que viene a purificar mi boca
Habrá copas, candelabros, y lumbreras
La partitura tocará mis glándulas más efímeras


SOMOS DOS UNIVERSOS





Somos dos partículas de polvo que flotan en el reposo
Somos el cuerpo sensual del Universo
Al unísono somos el tálamo mormoreo de dos cuerpos circundantes
La tierra se calla cuando nos viene la luna al frente

Somos dos universos paralelos, vigilantes
Somos dos formas raras que vivimos en el vacío expectante
Nadie nos mira, nadie nos ve, pero en una gota de agua habitamos
El universo se ordena para ser solos,  tú y yo

Somos dos luceros que alumbrarán el firmamento
Somos la eternidad en la conciencia
No hay sombras ni fronteras
Somos el amor perfecto, más allá de cualquier cuerpo



SILFIDE




Construye  el mejor puente, que a la otra orilla  esperaré
A la sílfide espero, en el oscuro color de mi frenesí
Las noches  hacen palpitar mis ojos, que vienen
A posar el claro asonar de mi sustancia  

Ay de mí!  Mujer de la turba excitante 
Que te busco  en el otro lado de la estancia
Con mis pupilas de tinto a causa de lo bebido
Danzaran mis ojos en el arrebol de la noche

Y serán de ensueño que más tarde, más temprano
En la quietud  del silencio contigo me descanso
Y somos dos miradas que se van creando
En el crisol de la noche, para el vástago deseo


DANUBIO NEGRO






El vestido que sonríe a la noche, es negro
Al justo pliegue se mueve el cuerpo, en un Danubio eterno
Es la danza de rondas que desnuda el alma
Es la danza de rondas que la envuelve

Baila como el cisne negro
Acariciando el deseo su cuerpo placentero
Va de rondas,  sensual en su propia orbita
Va creando su propio viento
Arremolinado en un cuerpo etéreo 

La veo! la veo!   Entre ella y mis ojos es mi deseo
Entre la pluma y el verso, mi aliento

Es la noche de rondas de su cuerpo
Es el arrebol que me envuelve, que me atrae a su campo celeste
La noche órbital de su propia música 
Baila  como el cisne, la danza  del Danubio  negro




CABELLOS DORADOS




Centellante vienes y son mis ojos de colibrí cuando te miro
Es el baile de tus dorados que dispara mi suspiro
Es el sol de tus cabellos y de tus blancos nervios
Que hacen presa de mis ojos locos

Tus caderas explotan mis sentidos
Tiembla mi conciencia cuando te miro
Y mis manos presas de tentación son
Que  no puedo ignorar tus blancos muslos

Tu dorso árido y tus dos oteros
Son los efervescentes surcos de mis deseos profundos
Que turban mis ojos por esta proximidad
Fálido e iracundo mi espíritu secunda tus lomos
.....Es el delirio de mi pubertad

LAS FLORES CELOSAS





Los girasoles conversaban con encanto
De tu inconfundible perfume de rosas
Cuando las flores del jardín y los pastos, recurrían
Novedosas para dar la noticia de tu galante paso

Se te parecen mucho las flores y están celosas
Se abren a raudales sus pétalos,   y tú
Desparramas el aroma ardiente de tu cuerpo

Burbuja perfumada  enclave de mi boca
No hay emoción de tarde, más, que el crepúsculo de tu orbe
Todas las miradas emplazan tu silueta 
Y todos los ojos capitulan, todos orbitan
En la estrepitosa atracción de tu fragancia


FERIA DE ORQUIDEAS





El  arco de las flores  atestigua tu ingreso
Y las orquídeas extienden sus pétalos al tropel
Inundan la feria con toda su fragancia
Todas se miran, recelosas de tu paso ligero

Brilla tu encanto desde todos lados
Las orquídeas son las más bellas del campo
Pero Tú,  la rosa de los sueños más profundos que deseo
De las ansias de mis ojos
Y  del rubor de tus pómulos de ensueño

Para mis ojos bastan tus pómulos, y tus labios de éter
Eres la luz de mañana y de mis versos  su fuente
En realidad eres casi todo,  en donde el deseo me somete
Como las tersas orquídeas que posan cautivas
En sus mástiles de orfebre


ENCANTO




Te pareces  a un caballo  de paso
Cuando  haces  notar  tú engalanado encanto
Viva tu presencia trasluces, a veces noble
Pero radiante cuando te acercas, fisura de roble 

Las flores  te miran, celosas  carecen de encanto
Añoran  tocar tus manos,  de doquier aposento
De seda perpetua, de lino  de santos
Las flores conocen de largo tiempo de tu esplendorosa pasión 

Cuando mis ojos lleguen a divisarte
Y mis  manos toquen tu corazón arraigado
Y mis pasos tus pasos de noche alcancen
Las flores de ayer cambiaran su encanto


ENCANTO DE LUNA




Encanto de luna que acompañas la noche
Se asoma tu rostro de zarzuela entre luces y estrellas
Rojizo los veo,  y tus pómulos se asoman
Ensalzan mis ojos con hileras de fuego

Es el encendido terciopelo de una orquídea
Que la veo en tu sonrisa libertaria y me conquista
De las celdas oscuras de trémulos miedos
De mi corazón temeroso e inconquistado

Se aproxima tu rostro,  te veo serena
Radiante y engalanada,  coquetea mí asombro 
Con tu rostro de púrpura que desnuda la estepa
Que vislumbro hoy por siempre tierna

Tus pómulos son dos escoltas que asoman
Con tus labios de terciopelo,
Tus manos cubren tú clara tez


SI SOLO ESO FUERA MIO




Si tu sonrisa fuera mía,
Haría de mi memoria un lecho de cielo y flores,
En donde ella y mis ojos,
Despierten juntos cada mañana
En el enclave vespertino de la alborada

Si me dieras una mirada,
Haría en mi mente con alabastro, tu recuerdo
Si tocase tus mejillas y roseare tus labios con mi aliento
Seriamos el universo mismo, en el infinito
Conectados en el espacio blanco del vacío

Las criaturas de los atrios tocan sus melodías
Al son del arpa y la lira, graban nuestros nombres
..... En sus aposentos!

Si tu sonrisa fuera mía,
Si me dieras una mirada,
Si  tocase tus mejillas,
Si rosease tus labios con mi aliento


EN DEFINITIVA ME GUSTAS  TU





Me gusta lo que haces, cuando vienes a paso lento
Cuando buscas la  mirada de mis ojos
Haciéndola tuya y  te perfilas a su  encuentro
Urdimbre  de tu fiel secreto

Me gusta cuando vienes arrollante
Y  terminas con final  descanso en mis brazos
Porque me recuerdas al viento, que viene
A desordenar mí pelo para besarme cosquillante

Me gusta  cuando te quedas en silencio
Porque habitas mi memoria cuando te pienso
Y te expandes en el espacio  del recuerdo
Y porque te pareces a mucho más, que no puedo explicarte

Me gustas lo que haces,  cuando te vas al venir el alba
Dejándome el perfume de tu aroma, por eso me gustas
Y  cuando me besas urente,
Cuando al principio fue tal corazonada

En definitiva me gustas tú, me gustas toda
En tu beso perfumado tocando mis manos
Cuando  coges mis brazos para entrelazarlos en tus caderas
Motivo suficiente para sospechar de mí, de cuanto te quiero


VERSO DE MUJER





Pasas por mí como un vasto océano de estelas doradas
En donde los manantiales de tus movimientos,   alborotan mis ojos
Como  universo eléctrico que abren al viento mis alas
Y  esparcen tu fresca  fragancia

Mírame,  y no  alejes de mí tu presencia extasiada
Que alimenta mi olfato y entra por mi boca
Como dócil espiga de fina estampa
Me fustiga tu aroma, tu aroma perfumada

Recoge de mí la triste mirada y lleva con ella el verso
Que reposa mi canción de rosas y ensueño
Regocijo de almas, laberinto gitano, tú eres mi recodo
Y bardo yo, navego en el verso libido de este hondante amor

Luces radiante y tus poros exhalan sonrisas de luna
Que abordas el viento con tus cabellos tirados a su caricia
Y tu frescura de nube,  es el aroma de toda dulzura
Que se acerca a mis besos, como rauda vienen tus suaves mejillas


 
LIBERTAD








Tomaba el café muy seguido durante los días del invierno
Se divertía al  escuchar el chirrido del agua al servirlo
Cuando se precipitaba a la taza hasta su última gota,
Repasaba el aroma dulce y cálido con su olfato
Y quemando en la chimenea leña  acompañada siempre 
de su libro favorito

A veces solo lo hacía
Para alejarse de los terribles apetitos del mundo
Pero pronto descubrió que la poesía la separaba a otro lado
De ese mundo putrefacto y colorido

Las gotas del roció  se adueñaron  de su silencio muchas veces
Cuando miraba a través de la ventana, la lluvia
Lavando ruidosa en el otro extremo la acera de su calle

Era sexy, sensual  y en su mirada todo era asombro
Estaba descubriendo su propia virtud, y  se recostaba
En el mueble de tres cuerpos,   .... A veces desnuda
A contemplar la diferencia  entre el mundo  y su mundo
Mientras la sangre le recorría limpia, cerrando toda estría 
Pronto se pudo dar cuenta que debería ser libre

Dudaba que el sol estuviera quieto y para saberlo
Animó  su espíritu a sincronizarse con las tardes del ocaso
Y muy temprano se enteró que los planetas no giraban alrededor del sol
Y que el sol orbitaba hasta rondar el cabello de las pléyades
  
Dudó siempre que la verdad oficiada podría ser mentira
Y  que las estrellas en los cielos puedan estar solo en movimiento
Algunas estrellas están quietas en el más infinito firmamento
Pero ella alcanzó su libertad, se liberó del miedo y de todas sus dependencias,
Del consumismo y de  los malos gozos de la mente

Solía postrarse boca arriba en el techo de su casa
A contemplar las estrellas que se movían raudas
En un espacio fijado por el universo en su cuerpo toroidal
Radiante energía que se vio a sí misma, en su propia naturaleza

Yo la contemplé siempre desde el tejado  
Hasta altas horas de la noche, se cepillaba ella misma el cabello
Y  a veces se desnudaba en el mueble de tres cuerpos
Era sensual y sexy, un día nos miramos
Y fue así como nos conocimosa

TU ERES MI RECODO




Tú eres mi recodo, mi abrigo de cuerpo perfumado
En donde mis más nobles afectos se acicalan
Cuerpo labriego, rescoldo ardiente
Silvestre viento de ranura apasionada

Mis besos reconocen tus dóciles mejillas
Que  duermen placenteras en mi memoria 
Y mi olfato y el aliento de las flores aguardan tu presencia
Para saborear la vianda de tus dones

Mis ojos esperan vivos  ver tus ojos hondos
Tu mirada de luna y tu sonrisa desnuda
Que ansío tocar tus caderas cuando me asomo
Ser el picotazo silvestre en tus labios de rosa,



AROMA DE MUJER





Hoy  dormiste  a mi lado 
Dejando las cestas cubiertas de tu aroma te fuiste
Lienzos  blancos exhalan  tu perfume  de miel
Cuyo  recodo  de piel y exaltado, mi cuerpo  he abrigado   

Dejaste Las ventanas cerradas,
Sublime aliento que me regalas
Donde  las corrientes de viento 
No se atreven a tocarlas

He testado cada átomo de aroma
Abundante es mi almohada abundante
Perfección sin igual como la de ahora
Perfección Satisfecha,  alma de tal motivo convexo


DOS VIENTRES




Hoy duermes conmigo, mujer de mis sueños
Gotas  gruesas de sudor  recorren nuestros cuerpos
Corrientes cálidas y fluidas,   muy de prisa
Nuestros vientres  unidos,  son un vaivén sin salida

Aún en el desespero de tu pasión, aventaja
La oculta insigne de ingenuidad placentera
Lo que tú quieras, que con furor das tu exclama
Yo te sigo, son noches de brillo y estepas

Estas  aquí,  agotada de  ensueño
Duermes profunda sobre mi pecho
Respiros  intensos conectan nuestros cuerpos
Tus brazos  sin dominio cubren mi cuello

Mi cuerpo el recuesto de tu almohada
También he dormido con tu aliento placentero
Tus labios  en mi cuello, mis labios en tu cara
Mis brazos amarran con exquisitez  tu espalda  


EN EL LECHO DE HORTENSIAS




Goloso fui en mi lecho de hortensias
Y tu aliento esparció los átomos que penetró mi aura
Y mis átomos hoy, chocan tus corrientes  ligeras  
Es el aroma de tus células, es la sustancia que me instaura  

Te  fuiste en puntillas a paso lento,
Para no despertar del hermoso  sueño
Eres  como el ave que encanta  a su llegada,
Y cuando partes, eres como el  agua que hace falta

Eres el sostén de mi garganta
Cuellera perfumada de una atmósfera inacabada
Mi necesidad de amarte, tu necesidad de fuego, 
Fundidos en  llama, eres el aroma que fragua


TE PROPONGO




Te propongo acampar  a  la orilla del rio
recorriendo por las noches tu cuerpo cobrizo
y al despertar la aurora, beber la carne de tus lomos
roseado en roció

Te propongo devorar tu vientre en una noche de estrellas 
Entre árboles silvestres y luciérnagas
Junto a la lumbrera del rio que trae la luna su rostro
A librar el oscuro ponto de nuestros lechos de arena

Te propongo el pecado de néctar
Mis labios en tu espalda desde los pies a la cabeza
Zanjar los oteros de tu cuerpo, bendecidos por el rito lunar
Y anclar en ellos lisonjero en la arena nupcial


Melodia

Loading...